CROQUETAS DE MI MADRE

Cuántas veces hemos oído de la boca de mucha gente, “como las croquetas de mi madre, ninguna”. Ya es hora que esa frase pase a nuestros hijos y familia, por eso os traigo esta receta de croquetas para que a partir de ahora seáis vosotros los protagonistas.

Estas croquetas, las voy a hacer con la pescadilla de pincho que me había sobrado el otro día, si no os gusta podéis cambiar este ingrediente por merluza, bacalao, gambas, o también por jamón …

Con la cantidad que os pondré luego en los ingredientes, a mi, me han salido 25 croquetas, del tamaño que veis en la fotografía.

3 rajas de pescadilla y la cabeza

Para empezar, puse un poco de agua para cocer unos minutos las rajas de pescado, las retiré a un plato y muy importante la cabeza, que siempre le digo al pescadero que me la de, pues con ella la dejé infusionando en al agua durante 20´, luego ese agua la incorporaré a la bechamel.

Una vez frío el pescado lo desmenuzo con mucho cuidado para que no quede ninguna raspa.

Pescadilla desmenuzada.

Incorporamos en una sartén un poco de aceite y media cebolla cortada en cuadraditos (brunoisse), un poco de sal y cocinamos hasta que esté transparente.

incorporamos la harina

Le echamos 4 cucharadas de harina colmadas, y cocinamos hasta que la harina comience a cambiar de color (un tostado suave).

Una vez tenemos cocinada la harina…

incorporamos la leche poco a poco

… iremos echando la leche poco a poco, esta, irá incorporándose a la harina, quedando muy espeso, en ese momento le seguiremos incorporando más leche y así sucesivamente hasta que la bechamel tarde cada vez más en espesar. En este momento le incorporamos el pescado desmenuzado y el agua infusionada con la cocción de la cabeza, seguimos trabajando la bechamel, probamos la sal y le ponemos un poco de nuez moscada. (si tenéis oportunidad no comprar la nuez moscada en polvo, comprarla en estado de nuez, y la rallais en el momento, da muchísimo mejor sabor y olor a la bechamel.

Bechamel acabada.

La gran pregunta, cuándo sabemos que una bechamel está cocinada.

Cuándo sabemos que una bechamel está cocinada?

Una vez cocinada la bechamel la pasamos a un recipiente para enfriar.

Una vez fría, empezamos a fabricar las croquetas, la forma la que más os guste. Colocamos 2 platos, en uno los huevos batidos y en el otro pan rallado. y ponemos en una sartén aceite de oliva a calentar.

Pasamos la croqueta por el huevo, después por el pan rallado y a la sartén. Las doramos y las sacamos a un plato con papel absorbente.

Ya están listas para comer. Os van a encantar. Las podemos servir con patatas fritas hechas por nosotros o con ensalada.

A partir de este momento vuestra familia comentarán con sus amigos que “como las croquetas de mi madre/padre, ninguna”. Buen provecho tragaldabas.

INGREDIENTES:

  • 3 rajas de pescadilla y la cabeza para infusionar.
  • Media cebolla
  • 4 cucharadas colmadas de harina
  • Prácticamente 1 litro de leche (si puede ser entera).
  • Nuez moscada rallada
  • 2 ó 3 huevos batidos dependiendo del tamaño
  • Pan rallado
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Ensalada para acompañar.

Facebook Los guisitos de Jose Instagram @losguisitosdejose YouTube Los guisitos de Jose

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s